[Tutorial] Optimización SEO para imágenes sin plugins

Hace unas semanas os preguntamos vía Stories si os interesaba que escribiéramos sobre cómo ganar seguidores reales en Instagram o un tutorial para aprender a optimizar imágenes y fotografías, siguiendo las reglas del SEO. Ambas opciones quedaron muy ajustadas, por lo que decidimos escribir ambos temas.

▶ Cómo ganar seguidores reales en Instagram: La guía definitiva

Así que aquí estamos, preparados para desvelaros todos nuestros secretos para una optimización SEO para imágenes de 10, y sin plugins.

¿Por qué debemos de realizar una optimización SEO para imágenes?

Este es un trabajo más de “artesanía”, donde tenemos en cuenta tanto el tamaño, peso como los atributos de la imagen. Todo este trabajo no sólo repercute en el SEO sino que también es sumamente importante de cara a la velocidad de carga.

Optimización SEO para imágenes 04

Por parte del SEO, el tratamiento de los atributos de las imágenes es algo fundamental, sobre todo desde el lanzamiento de la “Medical Update”, en la cual se afianzaron estos pilares. 

Esto tiene una explicación muy sencilla. Personalizar estos atributos ayuda a qué las fotografías posicionen por sí mismas. Además, estaremos contribuyendo a qué las personas con deficiencias visuales puedan acceder mejor al contenido. 

A mayor peso, más tarda la web en mostrar el contenido, por lo que los usuarios pueden abandonar la sesión por hastío. 

El 53% de los usuarios de Internet abandonan una página web cuando tarda más de 3 segundos en cargar
Pasados 6 segundos, la probabilidad de que se abandone la página se incrementa en un 106% y hasta un 123% si llegamos a los 10 segundos de espera


Estudio de Google “The need for mobile speed

▶ Cambios en el algoritmo de Google: La importancia de la velocidad de carga en las búsquedas mediante móviles

Optimización SEO para imágenes sin plugins

Una vez visto el por qué debemos de optimizar las imágenes de cara al SEO y a la velocidad de carga, pasemos al tutorial.

Dimensiones de la fotografía

Comenzamos con el primer paso de este tutorial para la optimización SEO para imágenes. 

Lo primero que tenemos que hacer es averiguar que dimensiones tiene el espacio donde vamos a colocar la fotografía. Es decir, si lo que queremos es añadir una fotografía al lado de un texto, colocamos una de prueba e inspeccionamos el elemento para ver sus dimensiones. 
En ocasiones, en la plantilla o módulo de diseño que uséis, también aparecen las medidas que debe tener la fotografía.

Optimización SEO para imágenes 01

Procedemos haciendo esto debido a que lo que queremos lograr es subir la foto con las medidas exactas para que ni se vea pixelada ni sea más grande de lo debido y , por tanto, pese más. 

Así que, una vez obtenidas las medidas, pasamos a un editor de fotografías, y redimensionamos nuestra fotografía para que quede perfecta.

Compresión de la fotografía

Este quizás sea el paso que más puede diferir entre otros tipos de optimización SEO para imágenes ya que, tal y como declaramos en el título de este artículo, no usamos Plugins.

Antes de explicar este punto, para aquellos que no lo sepan, la comprensión de las fotografías se basa en la disminución del peso de la misma sin que pierda calidad.

Para llevar a cabo este proceso, existen plugins que lo hacen PERO nosotros preferimos tratar la imagen antes de subida a WordPress. Además, hemos encontrado muy buenos compresores que hacen el trabajo y dejan la imagen lista para ser usada con el menor peso pero con la misma calidad prácticamente.

Uno de nuestros compresores favoritos, y que además es gratuito, es:

COMPRESSOR.IO

Optimización SEO para imágenes 02

El único pero que podemos sacarle es que hay que optimizar las fotografías de una en una. Existen otros compresores en los que se puede hacer por lotes, pero ya son de pago.

Lo recomendable a la hora de subir una fotografía a una web, ya sea en páginas, en artículos, Portfolio…es que no superen los 150 KB.
Lo óptimo es lograr que el peso se mantenga por debajo de los 100 KB.

Atributos de la fotografía

Pues venga, vamos a subir la fotografía a la web.

¡ESPERA!

¿Qué nombre le has puesto?

Así es, para la optimización SEO de las imágenes hay que cuidar hasta el nombre del archivo. Tranquilos, que os contamos como funciona.

Es muy simple, sólo tenéis que seguir la siguiente regla:

Nombre del Archivo, Título y Título ALT deben ser el MISMO y deben de contener la Palabra clave.

Desde la última actualización por parte de Google, la “Medical Update”, se debe de incluir también las descripciones. Para este caso, hay que seguir esta regla:

La descripción debe detallar en pocas palabras que se ve en la fotografía incluyendo SIEMPRE la palabra clave.

Un ejemplo de cómo quedaría una fotografía siguiendo estas reglas:

Optimización SEO para imágenes 03

Ojo cuidao, que hay veces que escribimos los atributos pero la plantilla no lo guarda. Os aconsejamos que, una vez publicado el contenido, os paseos por Medios, y verifiquéis que todos los campos están cumplimentados.

Y este es toooodo el proceso que realizamos cada vez que vamos a subir una fotografía a una web. Puede parecer tedioso pero es simplemente una rutina más que os animamos a implementarla ya que los resultados se notan.

Para cualquier duda o pregunta, déjanos un mensajito que en cuanto tengamos un hueco libre, te contestaremos.