Reputación online para las empresas

En este artículo vamos a hablar sobre la reputación online corporativa y su importancia en las empresas.

Vivimos en un mundo digital, donde las personas entramos en Internet antes de contratar un servicio o comprar cualquier producto con el fin de obtener información y opiniones sobre la empresa. En consecuencia, lo que ven y hablan de nosotros como empresa determina la reputación online.

reputación online 1

¿Por qué debo cuidar mi reputación online?

Es difícil cuidar la reputación online corporativa, debido a que hay que crear contenido relevante para el mercado dirigido, sin ofender ni mal atender a cualquiera de los usuarios. Además, la mayoría de las pequeñas empresas no tienen ningún tipo de formación para el canal online y suele dejar un poco abandonado sus redes sociales. Por lo que, se vuelve un problema a la hora de construir una reputación, ya que la corriente actual es estar activos en la red.

No obstante, siempre es bueno que hablen de nosotros, ya sea bueno o malo. Esto es debido a que al menos nuestra marca se hará conocida en los usuarios. Por otro lado, en el caso negativo, la empresa deberá de invertir tiempo, dinero y espacios en sus canales digitales para cambiar esta percepción.

Las tendencias del marketing se basan en no solo vender, que es es algo que necesitan y quieren las empresas, sino en  impactar en la sociedad. Nuestro producto o servicio debe generar un valor añadido en la sociedad en general, como pueden ser el uso de material reciclado, o apoyar a realizar más deporte, o simplemente leer más. Esto apoya a la reputación online con una mayor credibilidad y una imagen positiva.

reputación online 2

 

¿Qué se debe tener en cuenta en la reputación online?

Hay muchos factores en tener en cuenta y cada profesional se enfoca en diferentes aspectos. Aquí dejo en los que me enfoco personalmente:

  • Decidir que lenguaje quieres utilizar en las redes sociales y mantener el mismo tono en todos ellos.
  • Utiliza información con contenidos y no información general. Esto se refiere a que si te dedicas a un sector en específico, intenta que el contenido que proporcionas sea sobre ese sector. Aumentará tu reputación sobre este sector en concreto, cuando quieran saber algo al respecto o contratar un servicio relacionado.
  • Realiza acciones con beneficio social. No siempre es posible invertir grandes cantidades en este tipo de cuestiones, pero la intención a veces importa y mucho. Por ejemplo, si somos un pequeño restaurante, tal vez podamos donar a comedores sociales la comida que nos sobra del día o realizar una comida con el objetivo de recoger dinero con un fin social. Una actividad de este tipo, transmite una idea positiva en la empresa, debido a que esto tendrá repercusión social por los asistentes que asistirán a esta cena y publicaran esto en las redes sociales.
  • El comercio offline influye directamente en la imagen online. Aquí según como haya sido la experiencia de compra o contratación del usuario, así publicará en sus redes su experiencia y su recomendación o no de nuestra empresa.
  • Se debe de gestionar los comentarios en el blog y en las redes de la propia empresa. Intentado que no haya comentarios obscenos en estos por partes de terceros.
  • Es bueno cotillear que dicen sobre ti en portales con alto valor en el sector, para saber posicionarnos en un área positiva o saber si estamos haciendo bien las cosas.
  • Cuando se tiene una cierta reputación como empresa, se comienza a crear pequeños bulos por parte de la competencia o de los usuarios con una estructura tal como, ” he escuchado…”, “me han contado…”, “he visto…”. Estos bulos se deben de parar y reportar en el caso de que no sean cierto, realizando actuaciones que demuestren lo contrario.
  • Es aconsejable realizar estrategias que cambien el punto de vista de las críticas y de los bulos de la empresa. Por ejemplo, si se tiene una imagen de que los productos llegan con defectos, enviarles de nuevo el producto sin el más un regalo que aumente un valor añadido al producto en cuestión.
  • En el caso de tener alguna empresa asociada o buscar alguna empresa para colaborar, indaga en Internet para saber como se habla de ella. Esto influye en como se hablará de ti, ya que según la empresa con la que te juntes se te asociará las mismas características.
  • Lo mismo pasa con los influencers o especialistas en un sector. Si colabora con uno de ellos, tienes que buscar que comentarios y característica se destacan en estos, por la asimilación que pueden hacer con tu empresa. Es un arma de doble filo, ya que se puede ganar una mejor reputación gracias a estos influencers o especialistas.

Hay un buen refrán que dice “Cría fama y échate a dormir, cría mala fama y échate a huir.”

Si no sabes como gestionar tu reputación online o tienes dudas acerca de ello. No dudes con contactar con nosotros aquí. Somos expertos en social media marketing y marketing digital.